martes, 18 de octubre de 2016

Las expediciones a Canarias en la Edad Moderna

Y mientras Aragón se extiendía por el Mediterráneo...entre los siglos XIII y XV desarrollando un próspero comercio (impulsado desde Barcelona) con Italia, el norte de África y Oriente...
  Castilla lo hacía por el Atlántico, encontrándose con las Islas Canarias, y de esa manera  entraba en conflicto con Portugal que también se estaba  extendiendo por la zona.
(libro de texto: página 52)
Pero me parece muy interesante que ampliemos los conocimientos sobre los habitantes de las islas Canarias y por eso os dejo un documento que habla de los Guanches y de su orígenes y costumbres.
LOS GUANCHES
En el siglo XV los europeos empiezan a surcar los mares más allá de las Columnas de Hércules. Lejos de ellas, cerca de la costa africana, existen unas islas conocidas y exploradas por los antiguos. Sólo los marinos más viejos hablan sobre ellas, repiten historias oídas a sus abuelos y que éstos oyeron a los suyos. Hablan de dragones y cíclopes, de monstruos marinos y montañas de fuego…
En estas siete islas, conocidas en el futuro como Islas Canarias, habita un pueblo que iba evolucionando y creciendo ajeno a los cambios producidos en los últimos siglos en el resto del mundo.
 Cada isla iba  desarrollando una cultura diferente.


Pero...¿ de dónde venían esos pobladores de las islas?
Los conocemos con el nombre de  guanches y son todavía un misterio. Algunos historiadores creen que los Guanches vinieron originalmente del Norte de África, del pueblo bereber ya que basándonos en escritores de la Antigua Grecia y Roma ellos dicen que  tienen testigos de viajes por mar desde el Mediterráneo, norte de África y hasta las Islas.


¿Cómo eran estos habitantes llamados guanches?

Hay unos esqueletos conservados  en el Museo Municipal de Santa Cruz de Tenerife y Museo Canario de Las Palmas de Gran Canaria que  muestran que los guanches tenían unos huesos inmensos y gruesos indicando que poseían una gran fuerza.
Podemos deducir que los Guanches eran altos.





Curiosos enterramientos (LOS XAXOS)

Los cuerpos eran sometidos a lo que podríamos llamar un "tratamiento químico", durante el que sería utilizada la manteca de ganado y otras sustancias minerales, con propiedades astringentes, y vegetales, como pudo ser el brezo, el pino u otras plantas aromáticas. Sobre el modo de aplicación de estas sustancias volvemos a encontrarnos con diferentes versiones. Cedeño y Espinosa anotan que la manteca y las sustancias vegetales y minerales eran introducidas en el cuerpo y que, además, el cadáver se untaba en manteca (Morales Padrón 1993: 380; Espinosa 1980: 44-45). Abreu Galindo (1977: 300) afirma que «los untaban con manteca de ganado y echábanles carcoma de brezo y de pino y polvos que hacían de piedra pómez, porque no se dañasen».
 
Imagen del museo

(C/ Jose Murphy, 12 Plaza del Principe)
 Posteriormente se procedía al secado del cadáver al sol, que podía estar complementado con el contacto del xaxo con la arena caliente durante el día, y con un tratamiento por medio de humo durante las noches (Morales Padrón 1993: 380).
Tras quince días, el cuerpo había quedado enjuto y era envuelto en pieles de cabra cuyo número variaba en función de la categoría del difunto. Por último, la mortaja era cosida y marcada con tal de poder identificar al xaxo con posterioridad.
 Durante todo este tiempo se prolongaba el duelo de sus familiares y amigos.  Por último, ponían el cuerpo en el interior de la cueva que servía de sepultura a la familia, separándolo del suelo mediante tablones de madera. Junto al cuerpo se disponían ofrendas: adornos (collares de cuentas de barro y de colmillos de cerdo), cacharros de barro, conchas de lapas, lanzas.


Los cronistas de una de las primeras conquista de las Islas Canarias escribieron al principio del siglo XV: "no se encontraría en ningún sitio gente tan hermosa y Se podría viajar por todo el mundo y tan agraciada hombres como mujeres, que tendrían estupendas mentes como estos isleños, tanto si alguien se ocupase de educarlos".
NOMBRES DE LUGARES CANARIOS:

- Canarias en su antigüedad fue llamada INSULAE FORTUNATA más adelante ISLAS AFORTUNADAS o ISLA DE LOS AVENTURADOS / BIEN AVENTURADOS.



Aquí tenéis una interesante bibliografía para conocer algo más sobre la cultura de las Islas Canarias:

ABREU GALINDO, Juan de. d. 1676 (ca. 1590). Historia de la Conquista de las Siete Yslas de Gran Canaria. Escrita Por el R. Pe. Fray Juan de Abreu Galíndo, del Orden de el Patríarca San Francísco, hijo de la Provínçía del Andaluçía Año de 1632. [Existe edición moderna realizada por el Dr. A. Cioranescu, publicada en S/C de Tenerife por Goya en 1977].


MORALES PADRÓN, Francisco. 1993. Canarias: crónicas de su conquista. Las Palmas de Gran Canaria: Cabildo Insular (Ínsulas de la Fortuna, 2), 2ª ed.

RODRÍGUEZ MAFFIOTE, Conrado. 1995. Las momias guanches de Tenerife. Proyecto Cronos. La Laguna: Popular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario